martes, 29 de diciembre de 2015

Conversación telefónica

Inspiraciones poéticas acuden a la llamada de una poeta mucho menos que indecisa... Clarificadoras palabras de deseos la amparan en esta noche, a dos días de iniciar un nuevo año de esperada prosperidad y crecimiento, para propiciar que, tras mucho sufrimiento, un buen gesto de descolgarse en una conversación, no está de más de vez en cuando...

Mis mejores deseos para este 2016.

¡Viva la poesía!


Conversación telefónica 

Descolgando todas las dudas
hablar tiempos mejores
sin dolores que rehuyan.

Carecer de las inútiles cavilaciones...
Presentir lo que sacude
y que fuertemente nos sacuda.

De antiguos horrores y repulsas
interceptar las intercepciones.
Dejarse el oído en las verdaderas sensaciones...

Descolgando el amor a borbotones
en un manantial de frases, marcarse,
numerando en delirio por un nombre.


María José Cabuchola Macario









martes, 14 de abril de 2015

El poeta (poesía)

Esta noche de mediados del mes de abril os traigo un poema muy pero que muy especial para mí. Se trata de una pequeña pieza de una de las antologías que he escrito, en esta ocasión opinando y hablando sobre lo que es la poesía y, en ella o en conjunto con ella, un poeta. Este poema El poeta (poesía) fue escrito concretamente el 12 de octubre del año 2013. Espero que sea de vuestro agrado.

Buenas noches.



El poeta (poesía)

La pluma es más fuerte que la espada (Lord Lytton)

Igual que el acero va tomando forma
golpe a golpe, urdido en la forja,
el poeta se hace conocedor del verso
letra a letra, escribiendo cosas.

El lápiz es su martillo de fuego,
su arma las palabras vertidas en las hojas,
dícese de ellas que son transformadoras,
se ha de tener cuidado con tan peligroso acero.

El poeta une las sílabas como un juego,
tiene a la hermosa rima por esposa,
trabaja a sol y sombra los mágicos sonetos,
es un adivino que nunca se equivoca.

Tiene el poema la forma definida
que el poeta se proponga,
consiguiendo la gloria, se encaminan
a compartir, inmortales, la memoria...

Igual que la vestimenta de un guerrero,
el poeta se viste con poemas e historias,
impactando en el entendimiento,

hagan lo que hagan, siempre son victoria.

María José Cabuchola Macario








martes, 31 de marzo de 2015

Con motivo de la entrevista que me realizaron hace unas semanas en el apartado Momentos de Elga Reátegui, os traigo un vídeo y no una poesía como experiencia para compartirla con vosotros. 

Espero la disfrutéis como yo lo hice. En ella desvelo el que será el título de mi segundo libro de poesía social y hablo sobre la literatura, poesía y experiencias personales que conforman todo este mundillo del Inicio de un todo. 

¡Buenos días!


https://www.youtube.com/watch?v=2WI2AR3IkxQ



martes, 30 de diciembre de 2014

Si abrieras los ojos y supieras, sí...

Es el último día de un año que termina, y quisiera hacerlo con uno de los poemas o mejor dicho momentos, que representa uno de los momentos amorosos más fuertes vividos este año. Sin haber dormido, débil, temblorosa, patidifusa, tras pasar una noche terroríficamente dolorosa, me senté en una mesa, una mesa de algún lugar, en silencio a componer este poema. El mundo dormía o jugaba... Todavía me pregunto cómo el corazón pudo hablar con tal claridad como lo hizo, cómo tuvo fuerzas para derramarse de este modo... 

Solo puedo deciros y daros mis mejores deseos para este nuevo año que comienza... Deseo que los corazones amantes no encuentren obstáculo posible para vivir felizmente su amor. Deseo... Que todo se propicie en la mente y en las almas para que se cumpla esa felicidad anhelada.


Feliz año nuevo a todos, muchas poesía y abrazos.

Disfrutadlo...




Si abrieras los ojos y supieras, sí,
y vieras,
este debilitamiento humano,
estas corazonadas tan intensas
y cuan inmensa es la soledad
en que me hallo.

Si pusieras en mi pecho tu mano
y comprendieras este enloquecimiento,
este desgarramiento sintieras
tan extraño, tan de veras.

Si te despertaras de tu sueño,
y supieras
de esta intranquilidad
con que el mío no tengo...
Y comprendieras, sí, y supieras
cómo te estoy esperando...

Si me pensaras como yo te estoy pensando...
No habrías cerrado los ojos.




María José Cabuchola Macario

miércoles, 15 de octubre de 2014

Entre mis brazos



No hay nada como tenderse en los brazos del ser amado y permanecer en ese estado de consuelo infinito, de sueños infinitos, de plenitud infinita, durante largos y largos minutos... Estrechar sus manos, sentir sus miedos y apretarlos contra ti hasta deshacerlos... Tener entre tus brazos todo lo querido, todo el sentimiento...

Espero que disfrutéis este poema escrito el 10 de junio del 2014,

¡Buenas noches!




Entre mis brazos.

Inmiscuyéndote en los recovecos
de las altivas ilusiones,
aprisionándote entre ellos,
formando un Imperio
con las más altivas sensaciones,
inspirando un reguero de momentos.

Entre mis brazos,
sobrecogiendo, con los ojos tapados,
un sentimiento enamorado
que toma la vida, encogida
entre embeleso tanto...

Cabiendo perfectamente en ellos,
te tomo entre mis brazos,
en busca y captura de recuerdos

se cerrará esta celda con mis sueños temerarios...

María José Cabuchola Macario

jueves, 31 de julio de 2014

Cuando una situación, un problema, un pensamiento perturbador... Te quita el aliento, la vida, la alegría, la ilusión, las ganas de abrir los ojos día tras día... Llega a tal extremo esa desesperación y tristeza, que decides poner punto y final... Ignorando. Te deshaces de preguntas que te crearán más malestar, te deshaces de la duda diaria, de la duda cotidiana que ensombrece tu ánimo...

La ignorancia se convierte en la vía de escape más absoluta. 

Quería traeros este poema esta tarde (que por si no lo sabéis, formará parte de mi segundo libro), para que reflexionéis un poco sobre vuestras propias soluciones y decisiones en ciertos momentos dados.

Espero que os guste mucho, mis mejores deseos,

María José






Inspirado por la obra “Doña Perfecta” de B. P. Galdós


Dejo de dudar.
Aquí termino de conocer el mundo.
Dejo de dudar…
Si con el conocimiento perturbo mi paz
Desconoceré, no preguntaré, creeré.
Mi alma elevaré y tendré en cuenta.

Dejo de dudar…
Seguiré viendo puntos de luz en las estrellas
Y veré lo que quiera ver, lo que quiera,
Para mí, del mundo, ya no hay más verdad que esa.
Tú verás el cielo oscuro, pero ese será tu problema.

Dejo de interesarme por el mundo de la ciencia.
Aquí termino de limitar, de dudar:
Dejo de dudar la esperanza y la belleza.
Termino por comprender, me niego a curiosear.
El mundo me ofrece su fantasiosa apariencia
Que el cerebro me permite aventurar.
Solo quiero ser feliz, dejo de dudar. Voy a vivir.
Mi alma no morirá por la franqueza,
No la engañaré si lo que quiere es sentir,
Por eso al mundo al que tuve las puertas abiertas
Arrepentida, con cerrojo, las torno a recluir.
Al fin y al cabo, los sueños inquietan.
Su existencia es firme, ¿de dónde su procedencia?
Aquí termino mis dudas, consolada por mis creencias.

Dejo la duda, alejándola de la tristeza…



María José Cabuchola Macario

martes, 17 de junio de 2014

Tengo clara mi muerte...

Saber cuando va a morir uno amorosamente hablando y dejar por escrito la base de ese conocimiento pero, a la vez, escoger vivir, escoger la vida... A pesar del sufrimiento que se aproxima...

Este poema, escrito el 04/04/2014 es claro ejemplo de ello.

Espero que os guste mucho... ¡Buenas noches!




Tengo clara mi muerte
como se tienen claros los antojos
y claro el azul celeste.

De un cristalino tan sedoso
que cambiar todo lo puede.

La creencia que en ese cambio se tiene
se hace muy insistente.
La vida que una vez se tuvo
se debe abrazar con los brazos de la muerte.

Latente... Omnisciente...
Tengo clara mi suerte
en este abril primaverado.

Inminente.
Es un asesinato tan claro
el que ronda por mi subconsciente...

El de morir, evidentemente.
Atravesada por unos ojos
de una inteligencia transparente...

 Claramente... Morir es poco.

María José Cabuchola Macario

domingo, 18 de mayo de 2014

No hubiera despertado...

Son las tristes realidades tan opacas en sí mismas... La realidad es algo de lo que siempre me he querido desprender. ¿Y de qué manera? Soñando. Imaginando. Queriendo de verdad, queriendo... Ya lo decía Calderón de la Barca en su La vida es sueño:


¿Qué es la vida? Un frenesí.¿Qué es la vida? Una ilusión,una sombra, una ficción,y el mayor bien es pequeño:que toda la vida es sueño,y los sueños, sueños son



Uno no quiere despertar de la felicidad que le produce ese sueño. Uno se niega con dientes, con garras... Y estrecha esa ilusión, esos momentos mágicos, esa perfección absoluta. De ahí que haya escrito el poema que leeréis a continuación, escrito el 07/10/2013 y titulado No hubiera despertado... En él, hablo concretamente del mes de septiembre, pero en cualquier estación puede vivirse este sentimiento y deseo. 


Feliz tarde de domingo.




No hubiera despertado...

¡Rayos de luz, desvaneceos!
¡Nubes, cerradles el paso!
¡Oscurécete, día!
¡Sé noche!
¡Conforma un milagro!

No me hubiera despertado
de ese sueño de septiembre.

¡No termines, verano!
¡No termines!
¡Duerme!
¡Ojos... Cerraos...!
¡Luz, no quiero verte!

Despertar es, a lo soñado,
darle muerte...

Guijarros dorados
contra el ventanal arremeten,
¡Despertar para morir nuevamente
(sabed, humanos)
es acto desvaneciente!

¡Yo no hubiera despertado!
¡No despiertes!
¡Duérmete, septiembre!


Duerme...

María José Cabuchola Macario


domingo, 23 de febrero de 2014

The war / La guerra

Una joven ucraniana pide auxilio mediante un vídeo, pide ayuda a pueblos vecinos de toda Europa y difusión para que el vídeo llegue a muchas personas, principalmente a los políticos para que puedan echarles una mano...

http://www.youtube.com/watch?v=gnq2kHnt_WA




No es para menos, han muerto, han sido heridas bastantes personas y lo peor de todo...  Es que el país no consigue ser liberado de la dictadura. Una condiciones tales son realmente arriesgadas, pero si puedo aportar algo, siempre lo hago. Aunque sean palabras de ánimo y esperanza. Sin pensarlo dos veces, he compuesto un poema que dedico a todo el pueblo ucraniano, es un poema en memoria de la lucha que están llevando y son pensamientos que, creo, todo el que los lea compartirá conmigo. Es el segundo poema que escribo en inglés, de modo que abajo os dejo la traducción del mismo para que podáis entenderlo bien. El mensaje que quiero dar desde aquí es que, por favor, todo el mundo, políticos, no políticos, quienes seáis, recordéis la importancia del lengua para comunicarnos como bien ha hecho esta chica.

Gracias y mucha fuerza,


María José Cabuchola Macario


La guerra


Mil personas gritando...
-¡Las calles están en llamas!-
porque no hay otra forma
para hacer que los políticos entiendan...
Ya ha empezado.

Espadas son sus cuerpos débiles
contra la injusticia humana,
ninguna lengua es capaz de ser hablada,
solo es entienda un arma en la mano,
no hay otra forma,
ya ha empezado.

Una madre pierde su hijo
como si perdiera un vestido
pero, de todos modos,
no hay otra forma,
ya ha empezado.

Todo el mundo está decepcionado,
odian el lugar donde viven.
Ya ha empezado,
el dolor todavía no ha acabado,
no hay otra forma...

Cuando no hay vida
descubres el fin...
Por eso no hay otra forma,
ya ha empezado...
¡Libertad para la raza humana!


María José Cabuchola Macario


________________________________________________________________________________



A young ucranian woman asks for help to neightbour villages from all around Europe in a video. Also, she asks us for diffusion to spread the video to lots of people, firstly to the politician ones, because they can give Ukrania a hand...





It is not for less, they've died, many people have been hurt and the worse is... That the country does not obtain freedom from dictature. Such conditions are an absolute risk but, if I can reach something, I always do. Though it is spirit and hope words. Without thinking about it twice, i'm made up a poem dedicated to the ukranian people, it is a poem in memory of the fight they are suporting and there are thoughts which, I think, everyone who reads them will share with me. This is the second poem I write in english, so i leave you the translation below for you to understand it. The message I want to give you is that, please, all the world, politicians, not politicians, whoever you are,remeber the importance in language to comunicate as well as this girl did.

Thanks and a lot of force, 
María José Cabuchola Macario



The war


Thousand people shouting...
-The streets are on fire!-
'Cause there's no other way
to make politicians understand
It has already started.

Swords are their weak bodies
against the human injustice.
No language is able to be spoken,
is just understood an arm in your hand.
There's no other way,
it has already started.

A mother loses her child
as if she missed a dress
but, anyway,
there's no other way,
it has already started.

All the people is upset,
hate the place where
they are living in...
It has already started,
it's not finished the pain yet.
There's no other way...

When there's no life,
you find out the end...
So there's no other way
it has already started...
Freedom for the human race!

María José Cabuchola Macario

miércoles, 22 de enero de 2014

Un día...

No os podéis imaginar la cantidad de imágenes buenas que he encontrado para representar el poema que quiero enseñaros hoy. Al final he optado por elegir las dos que más me recordaban al poema en cuestión, llamado Un día.

Nunca antes os había mostrado un poema de "El reservado", zona que se sitúa dentro de mi libro Masquerade, el baile de máscaras. Un vídeo de Xurirux, del que estoy enamorada, (http://www.youtube.com/watch?v=6id1NvX7Yiw) y un recuerdo, me han llevado a esta iniciativa.

 ¿Y si un día sientes que ese día, en que te encuentres con ella, con tu amor verdadero, no llegará nunca? no temas. ¿Acaso no sabes que... Ella nunca se fue? ¡Siempre estuvo ahí, a tu espera! Ella ya te había encontrado a ti, estuvo esperándote largo tiempo, pero fuiste tú quien no supo mirarla como merecía. Fuiste quien no le abrió su corazón. Dicen que no hay nada más perdido que aquello que no se deja encontrar, y quizás estabas perdida en la inmensidad de un mundo que no podía darte lo que te merecías. Quizás no era el momento. Alza la mirada, deja atrás el doloroso cuento y mira quién viene por ti... Es tu princesa. Con un amor tan real, puro e inmenso como no ha habido otro...





Un día
Te encontrarás con que todos
A tu alrededor te habrán hecho daño.
Te preguntarás por qué,
Y qué has hecho mal.
Puede que entonces yo esté
Donde estaba antes,
Del lugar que nunca me alejé,
Y me preguntaré, como tú,
Qué estuve haciendo mal.
Y yo no lo entenderé,
Pero tú sí lo entenderás.

Un día
Te verás frente a un mundo
Que no te ha sabido apreciar.
Un mundo el cual
No te hubieras podido imaginar,
Un mundo que yo
A tu merced habría hecho girar.
Entonces no lo entenderás
Y te pondrás triste,
Yo te preguntaré por qué lo hiciste,
Pero tú no me responderás.

Un día
Te sentirás rodeada
De hombres que no habrán sabido amar.
Te preguntarás
Si alguna vez se cruzó por tu camino
La felicidad. Pero el tiempo
No te podrá contestar.
Puede que entonces yo apareciera
Y con un gesto de amor mi corazón se enterneciera
Y tú, al no entenderlo, te fueras
Sin esperanzas de regresar.

Un día al levantarte
Verás que equivocarte
Hizo que me perdieras.
No podrás preguntarte qué hacer,
Pero entonces puede que yo esté
Donde estaba antes,
Del lugar que nunca me alejé
Para apoyarte
Y decirte que no me cansé de esperarte
Porque ya lo hice antes
Y tenía que suceder.

María José Cabuchola Macario

viernes, 20 de diciembre de 2013

La entrada al cementerio

No le había dado ningún título a este poema, escrito el 18/11/2013, pero el nombre que véis en la publicación es el más adecuado: La entrada al cementerio. ¿Por qué? porque lo escribí inspirada en la entrada trasera del cementerio de mi pueblo (Albal, Valencia) con una compañía estimable en pos de la noche, y el delirio de la oscuridad, fantástica en sí misma. Os lo muestro para no perder este recuerdo, esta nueva creencia en la inmortalidad humana. No tiene ningún otro propósito.
Me parece bello cómo un poeta que se creía muerto en vida, carente de ilusiones, puede iniciar una nueva ilusión en un lugar como este, un cementerio donde moran las almas que han finalizado con ese, el periodo de su vida. Es irónico y a la vez contraproducente.

Disfrutadlo.



 La entrada al cementerio


Llena de pequeñas estrellas esta
oscuridad lacerante. 

¡Sigue sus soñadoras luminiscencias!
¡Sigue sus pensamientos intrigantes!

Refulgente en la noche, bella,
pureza precede su sibilar penetrante,
adormece los esquemas estelares,
el Mundo gira sobre su blancura, ella...

Llena de pequeñas estrellas esta
oscuridad lacerante...

Me descubro llevando candelabros,
atravesando, silenciosa, la entrada eterna...

Elaboro trajes de maga, pasos de cierva,
porque, la magia, en las sombras impenetrables
ávida es de admirables presencias...

¡Cruza la revivida tierra!
¡Cruza las aparentes obscuridades!

Pueblan la noche luminosas luciérnagas,
la noche luciérnagas puebla,
¡Y cómo se juntan, y dispersan
... En la antigua oscuridad lacerante!

¡Mírala, llena de estrellas!
¡Pequeñas comienzan a reagruparse!

¡No seas cobarde!
¡No temas!

Entra...

No existe el sueño eterno
para quien llena de pequeñas estrellas
una oscuridad lacerante...

María José Cabuchola Macario


¡¡¡¡¡Feliz navidad!!!!!



domingo, 3 de noviembre de 2013

Volvamos a otro tiempo

Mi nostalgia hoy no conoce límites.

Escuchando Election by adoration de Hans Zimmer y Clair de Lune de Claude Debussy, os dejo un poema que escribí el 23/03/2012 y, ahora, espero que volváis, conmigo, a otros tiempos pasados, mejores, independientemente del día en que se vivieron, antes o después, un año, una estación u otra, una tarde de lluvia o soleada... Da lo mismo. Donde teníamos todo aquello que nos llenaba el alma, donde una sonrisa nos hacía felices.

Buenas tardes y disfrutadlo.




            Volvamos a otro tiempo.
¡Ah, sí! Ese, ese de ahí.
Éramos tan felices…
Trabajabas, llenabas la cuchara
De carne y patata. Me servías.
Yo me ruborizaba, tú sonreías.
Días después sin ti me moría.

            Volvamos a otro tiempo.
¡Ese, ese otro! Ya lo recuerdo…
Yo callaba por otro amor,
Que, aunque no correspuesto,
Qué perfección de sentimiento.
Una hermosura me produjo desmayos.
¡Qué lindos ojos, mirada o pensamiento!
El corazón era un joven enamorado…

            Volvamos a otro tiempo.
¡Ahora lo veo! Sí, ya lo creo…
No fue hace tanto, fue hace menos,
Esparcido por mis piernas un cabello
Yo lo acariciaba y peinaba con esmero.
Intercambio de sonrisas, de momentos.
Tardes de verano, tardes sin regreso.

            Volvamos a otro tiempo,
Imaginemos que no hay cambios,
Que allí quedo con los amores varios.
Así no perdería sus bellezas, el sufrimiento,
Reviviría el sentir entregado, el intenso,
El que no pierde color o es igualado,
El que en juventud se tiene por seguro
Y no vuelve a medirse, inesperado.
Se tuvo. Fue mío, también tuyo.
No hay que volver a otros tiempos.
Basta con tener corazón para inmortalizarlos.
El pasado trae el bello recuerdo,
El presente el corazón, vivo para aprovecharlo.

María José Cabuchola Macario